Cuesta


Yo cuesto

Tú cuestas

Él/Ella cuesta

Los recibos de la luz, el agua y el gas, con sus subidas correspondientes; la recuperación de los excesivos gastos navideños; la vuelta a la rutina con la mira puesta en que quedan más de dos meses para el próximo puente; el olvido de “cinco minutos más” en la cama sin preocuparse de llegar tarde; el retomo de las lentejas y las ensaladas…

Nosotros costamos

Vosotros costáis

Ellos/Ellas cuestan

Todo cuesta, y más en enero. Cada comienzo de año nos empeñamos en buscar un camino empinado donde vamos cargando con nuestras preocupaciones renovadas, dificultades económicas y desgana para afrontarlo todo. Pero todo sería mucho más fácil si bordeáramos la cuesta e intentáramos llegar a febrero por una bajada más apacible. Mientras vivamos en un lugar en paz, las cosas se pueden afrontar de mejor o peor manera, con mayor o menor acierto, pero se acaba alcanzando la meta.

Cuesta de enero es lo que tienen en Siria, Irak o Afganistán con sus atentados un día sí y otro también. Cuesta de enero es lo que tienen las mujeres en la India, que no pueden permitirse las preocupaciones económicas porque antes están su vida y su honor. Cuesta de enero, de febrero, de marzo y de abril es lo que seguirá teniendo el mundo mientras no seamos capaces de despegar el ojo de nuestro abismo y tratar de llegar al final de la carrera todos juntos.

Cuesta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s